Sony Xperia SP

 .."el smartphone más equilibrado para disfrutar del 4G"...

Sony Xperia SP

Tecnología española permite identificar personas por su olor corporal

fingerprint
Si hace unos días descubrimos que un determinado olor podía darnos la hora, ahora investigadores españoles aseguran que basta con nuestro aroma personal para identificarnos. Las huellas dactilares y el iris de nuestros ojos son, quizás, los métodos de reconocimiento biométrico más practicados en aeropuertos y otros puestos fronterizos. Pero, ¿y si nuestro único pasaporte fuese nuestro olor corporal?
 

En aeropuertos, estaciones de tren, aduanas y fronteras; en todos estos lugares es necesario tener a mano el pasaporte, el Documento Nacional de Identidad o, si el control de seguridad lo requiere, prestarse a que nos tomen nuestras huellas dactilares o nos escaneen el iris de los ojos. Sin embargo, gracias a las investigaciones del Grupo de Biometría, Bioseñales y Seguridad (GB2S) en el Centro de Domótica Integral de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en un futuro próximo una nueva tecnología española podría permitir identificar a un individuo por su olor corporal.

Los autores de la investigación, que nació hace poco más de tres años y en colaboración con ILia Sistemas SL, aseguran que existen patrones constantes de olor en una persona. El estudio, que tomó las muestras de 15 personas - 8 hombres y 5 mujeres - admite que su margen de error es considerablemente más alto que el de otros métodos de reconocimiento biométrico. Por ejemplo, identificar a alguien por su olor sería un 15% menos fiable que mediante la toma de la huella dactilar. Por eso, para reducir la tasa de error, desde el equipo de investigación pretenden refinar los sensores y los algoritmos utilizados en el proyecto.

Pero, ¿cómo se captura el aroma de una persona?. Pues bien, el sensor, equipado con una especie de tubo de aire caliente, extrae el olor de la palma de nuestra mano. A través de un espectómetro de masas, el análisis resultante identifica la cantidad de cada uno de nuestros componentes y los relaciona entre ellos. Aunque las patrones de olor son relativamente constantes (tiene un 85% de fiabilidad), la alimentación, el metabolismo, las enfermedades e, incluso, el estado anímico pueden afectar la identificación. Y, eso sí, el nuevo sistema de reconocimiento es, seguro, menos invasivo que la toma de huellas dactilares o el escáner del iris que, entre otras cosas, también se emplean a la hora de identificar a criminales y fugitivos.

   

COMENTARIOS (0):